Saltar al contenido

Rusia tiene fecha para registrar su vacuna contra el coronavirus

agosto 10, 2020

El gobierno de Putin anunció que ya comenzó los trámites para su certificación y aseguró que la producción a escala comenzará en septiembre y se empezará a administrar en octubre de 2020.

Hola ¿Cómo estás?, Soy Alejandro Díaz y en esta oportunidad traeremos una buena noticia que nos da un poquito de luz al final del túnel debido a que de las más de 140 vacunas que se están desarrollando en este momento, el gobierno Ruso tomó la delantera y espera registrar su vacuna contra el COVID-19 el 12 de agosto de 2020. 

El viceministro de salud ruso, Oleg Gridnev, anunció que el antídoto desarrollado por el centro de investigación Gamalaya está en la última etapa de pruebas para asegurarse que, ante todo, sea segura. Asimismo, en un comunicado del Ministerio de Sanidad, afirmaron que actualmente están terminando de tramitar y verificar los documentos, incluido los más de 1.600 ensayos clínicos de la vacuna, para proceder a su registro.

vacuna covid19

Según afirma el propio ministerio los primeros pacientes a quienes será suministrado las primeras dosis son los grupos de riesgo, las personas mayores y el personal sanitario, al mismo tiempo que informaron que los niños no serán vacunados en la primera etapa debido a que se tiene que esperar a que el medicamento haya completo un ciclo integro de pruebas en adultos.

Ahora se preguntarán, ¿Cómo funciona esta vacuna que de completarse nos dará la mayor alegría de este siglo? Bueno, el director del Centro Nacional de Investigación Gamalaya, Alexandr Guíntsbrug explicó que el fármaco utiliza partículas no vivas creadas a base de adenovirus.

“Las partículas vivas son las que pueden reproducirse. Las partículas usadas carecen de esa función», puntualizó Guíntsburg en un programa del canal Rossiya 24. Con esto el científico quiere decir que las partículas del coronavirus en la vacuna no pueden dañar el organismo, asimismo destacó que éstas partículas pueden causar molestias cuando se inyecta un antígeno ajeno, por lo que el paciente puede experimentar fiebre pero que este problema se soluciona con pastillas de paracetamol.

Frente a este escenario alentador, la Organización Mundial de la Salud (OMS) reaccionó con cautela al anuncio de la vacuna rusa contra el coronavirus y recordó que deben cumplirse todas las fases de pruebas antes de que se conceda una licencia.

“Hay actualmente cientos de vacunas (contra el COVID-19) en proceso de prueba, y deben cumplir las guías y regulaciones para proceder de forma segura”, destacó al respecto el portavoz de la OMS Christian Lindmeier en rueda de prensa.

La investigación de vacunas suele requerir al menos tres fases de varios meses de duración (en los que se inoculan a comunidades cada vez más grandes en busca de posibles efectos secundarios), un proceso que suele durar años, por esta razón el organismo ha reiterado varias veces que se tardaría al menos un año y medio hallar una vacuna contra el coronavirus, aunque los rápidos avances  en laboratorios como Rusia, China y Estados Unidos, han dado esperanzas de que la llegada de un posible antídoto sea antes de lo esperado.