Saltar al contenido

¿Qué es el Ébola?

mayo 7, 2020

El ébola ha sido una de las epidemias más letales que como sociedad moderna el mundo ha enfrentado en más de una oportunidad, cobrando la vida de miles de personas en diversos países.

A continuación mediante este artículo vamos a conocer un poco a fondo esta enfermedad, a modo de información y prevención para que futuras generaciones tengan cómo frenar desde 0.

que es el ebola

Definición

Se trata de una enfermedad viral que infecta al organismo entero provocando hemorragias interna en diferentes órganos, y se manifiesta en su mayoría a través de síntomas de fiebre común, pero con sangrado.

En este sentido, se sobreentiende que es una enfermedad altamente letal incluso tras la aplicación de tratamientos y cuidados médicos pertinentes, sin embargo, aunque no tiene cura definitiva sí se puede combatir.

Causas

Con respecto al contagio, se sabe que ataca a primates –monos, chimpancés, gorilas–, quienes al portarlo pueden contagiar a personas, y a su vez los humanos a otros mediante las secreciones corporales y sangre.

No obstante, también se conoce que puede sobrevivir fuera de un organismo durante un tiempo todavía indeterminado, por lo que solo bastará con entrar en contacto con una superficie infectada para contraer ese virus.

Los principales factores de riesgo son el sudor, la saliva –besos, vasos compartidos, entre otros– e incluso picaduras de mosquitos previamente infectados, además de la sangre de contagiados vivos y hasta de cadáveres.

También, las relaciones sexuales son un medio de transmisión puesto que el semen masculino puede ser un agente de contagio, aun si el portador es asintomático o todavía no se ha presentado ninguna alarma de riesgo.

Prevención

Tras su propagación en 2014, la Organización Mundial de la Salud (OMS) y otras entidades internacionales relacionadas emitieron innumerables boletines respecto a las medidas preventivas recomendadas para prevenirlo.

De acuerdo con las cualidades propias del virus ebola, estas medidas dependían principalmente de la información abierta y sensibilización de las comunidades en riesgo y aun de aquellas improbables, ya que era incontrolable.

Riesgo de contagio por animales

Limitar el contacto con animales –principalmente primates, pero incluía mascotas–, evitar el consumo de cranes crudas y frutas que pudieran haber entrado en contacto con infectados.

Riesgo de contagio por humanos

Evitar el contacto físico –besos, abrazos, estrechar la mano– hacer uso de guantes y otras medidas de protección –camisas de mangas largas, etc.–, lavarse las manos con frecuencia y desinfectar la ropa y otros al llegar a casa.

  1. Relaciones sexuales: las propagandas acerca de este tema fueron dirigidas especialmente hacia los hombres como el individuo capaz de expulsar el agente conductual.
    1. Monitoreo: parte de esta medida consistió en el rastreo de posibles contagios mediante la realización de pruebas diagnósticas.
    1. Abstención: no obstante, la recomendación más certera fue la abstención de incluso hasta 12 meses después de que se levantara el estado de alarma –último caso registrado.

Riesgo de propagación

En muchos países se decretó el aislamiento social de toda la ciudadanía, sin embargo, las únicas medidas oficiales fueron dirigidas a la población infectada y aquellos que tuvieron contacto con estos.

Así mismo, los esfuerzos se extendieron especialmente a quienes realizaron viajes hacia el continente africano – presuntamente origen del virus–, y se negó la sepultura formal de víctimas.