Saltar al contenido

OPS asegura que Nicaragua tiene un problema de malaria agravado por COVID-19

septiembre 4, 2020

Nicaragua figura entre los países que registran un incremento de los casos de malaria en las Américas, según la última actualización de la OPS.

Hola, ¿Cómo están? Soy Alejandro Díaz y vengo a comentarles sobre una delicada situación que está viviendo Nicaragua, en medio de la pandemia del coronavirus, con respecto a la malaria y que llamó la atención de la Organización Panamericana de la Salud (OPS), el cual advirtió al gobierno de que si no toman medidas para reforzar de inmediato sus sistemas de vigilancia epidemiológicas y el control de vectores, el riesgo de incrementos de casos por malaria sería muy alto.

malaria

“Nicaragua tiene un problema severo de malaria en Puerto Cabezas, que es un problema viejo, y que se exacerba con esta pandemia. Es importante que Nicaragua tome nota de que podemos eliminar la malaria en Centroamérica y en Puerto Cabezas, eso no solamente depende del Covid-19, de la situación que tenemos”, advirtió Marcos Espinal, miembro del departamento de enfermedades transmisibles de la OPS.

En ese sentido, Ciro Ugarte, director de Emergencias Sanitarias de la OPS, instó a las autoridades de Nicaragua y a la población en general a aumentar la vigilancia y tomar las precauciones, en particular para reducir los vectores.

La preocupación con respecto a la malaria en Nicaragua es que, es uno de los problemas que el actual sistema de salud pública del país no ha podido resolver, pues hasta abril 2019 los contagios se incrementaron en más de un 80%, según datos de esas organizaciones.

Ese mismo año, la Organización Mundial de la Salud (OMS), manifestó que a pesar de que Nicaragua cuenta con un Plan Estratégico Nacional de Malaria, desde 2011 han venido incrementando los casos de malaria.

La llegada de la estación lluviosa al país incrementará el riesgo de malaria, así como del dengue y la leptospirosis, también alertó la OPS.

Si bien es cierto que el existe una emergencia mayor debido a la pandemia del coronavirus, la OPS sugirió a Nicaragua y al resto de los países latinoamericanos a no bajar la guardia ante estas enfermedades transmitidas por vectores del dengue.

Ugarte manifestó que la crisis sanitaria por la pandemia está ocupando casi toda a la atención de los sistemas de salud y que no haya un mejor control de estas enfermedades transmitidas por vectores, lo que podría facilitar la proliferación de las mismas.

“De hecho hay problemas de saturación en los sistemas de vigilancia, hay saturación de los laboratorios, hay reducción del personal de salud que está disponible para otros servicios que no son Covid-19 y el temor de la población de acudir a los servicios de salud debido a que tienen la percepción de que van a contraer la enfermedad y por lo tanto no reportan su enfermedad”, explicó Ugarte.