Saltar al contenido

OMS cree que vacuna contra el COVID-19 no estará disponible masivamente antes de 2022

septiembre 10, 2020

Sin embargo, los grupos de riesgo podrían ser inmunizados a mitad del año que viene

Hola, espero que se encuentren bien, por aquí les saluda Alejandro Díaz. A medida que avanzan los ensayos clínicos de las posibles vacunas contra el coronavirus, las expectativas y el optimismo es alto, sin embargo, la Organización Mundial de la Salud se ha encargado de reducir ese optimismo, aunque claro, no es que esté haciendo mal, la realidad hay que decirla así sea dolorosa.

La jefa de científicos del organismo, Soumya Swaminithan, advirtió este miércoles 9 de septiembre de que no espera que las posibles vacunas contra el COVID-19 estén disponibles para la población general antes de dos años, aunque los primeros grupos de riesgo podrían ser inmunizados a mediados de 2021.

pandemia en el mundo

“Muchos piensan que a principios del próximo año llegará una panacea que lo resuelva todo, pero no va a ser así: hay un largo proceso de evaluación, licencias, fabricación y distribución”, subrayó la experta india en una sesión de preguntas y respuestas con internautas a través de las redes sociales.

Algo que es muy cierto, pues, la pandemia ha llegado hasta los lugares más recónditos del mundo y a diferencia de la propagación del virus que no respeta ley ni fronteras, una vacuna cumple con un proceso más lento y riguroso.

Swaminathan indicó que desde la organización se maneja como escenario más optimista la primera llegada de vacunas a diversos países a mediados del próximo año, e hizo énfasis en que se debería dar prioridad a los grupos de mayor riesgo, ya que entonces aún no se habrán podido producir dosis para toda la sociedad.

“Es la primera vez en la historia que necesitamos miles de millones de dosis de una vacuna”, afirmó la científica en jefe de la OMS, quien explicó que como mucho en las campañas masivas de vacunación anuales contra otras enfermedades se necesitan cientos de millones de dosis.

Entre esos grupos prioritarios, además de la población vieja y los que padecen de alguna discapacidad, se encuentran los trabajadores sanitarios, por ello la experta india insistió en que ellos “deberían ser los primeros, y en cuanto lleguen más dosis se ha de llegar a los más mayores, a personas con otras enfermedades, para ir así cubriendo a más y más población, un proceso que llevará un par de años”.

Hasta entonces, subrayó Swaminathan, “la gente debe ser disciplinada”, dando a entender que deberán continuar las medidas preventivas actuales (distanciamiento físico, mascarillas, higiene de manos…) o similares.

La científica también explicó a los internautas el funcionamiento de Covax, el programa con el que la OMS y otras organizaciones internacionales ayudan financieramente a la investigación de vacunas contra el COVID-19 a cambio de que se garantice una distribución de ésta en todo el mundo, no sólo en las naciones más ricas.