Saltar al contenido

Nueva Zelanda pone fin a todas las restricciones menos en Auckland

septiembre 22, 2020

Auckland se mantiene como epicentro de la segunda ola en el país.

Hola, espero que se encuentren bien, por aquí les saluda Alejandro Díaz. Mientras distintos países del mundo se enfrentan a nuevos rebrotes y el restablecimiento de sus medidas de seguridad, Nueva Zelanda hace todo lo contrario y relaja las restricciones sanitarias en todo el país, excepto en Auckland, que se mantiene como epicentro.

El anunció lo dio la primera ministra, Jacinda Ardern, donde también explicó que en algunas regiones de Aukcland se suavizaran ciertas medidas y se permitirá reuniones de hasta 100 personas, pero continuaran las medidas como el uso obligatorio de la mascarilla en el transporte público, pero Ardern dijo que la ciudad más grande del país necesitaría más tiempo antes de que se puedan levantar todas las restricciones.

pandemia en el mundo

Ardern remarcó que el virus está «bajo control» dado que no se han registrado desde hace siete días nuevos casos locales durante esta segunda ola de la COVID-19 vinculada por los expertos a una cepa procedente del exterior.

“Nuestras acciones colectivas han logrado controlar el virus”, indicó la premier en una conferencia de prensa donde explicó las medidas sanitarias. “Si nos mantenemos en el camino (correcto), consideraremos modificar el nivel de alerta (a uno menor) desde el 7 de octubre”, agregó la autoridad.

Nueva Zelanda, una nación de cinco millones de habitantes, parecía haber detenido la transmisión comunitaria de COVID-19 a principios de este año, pero un nuevo brote en Auckland en agosto llevó al Gobierno a volver a aplicar medidas de contención.

El país, cuyo gobierno ha sido alabado por su gestión frente a la COVID-19 al aplicar uno de los confinamientos más estrictos del mundo en marzo cuando solo tenía medio centenar de casos y cerrar sus fronteras, acumula desde el inicio de la pandemia 1.464 infecciones, incluidos 25 fallecidos y 62 casos activos, muy por debajo que otros países

Ardern, que se enfrenta a elecciones generales el 17 de octubre, dijo que un análisis del Ministerio de Salud indicaba que había solo un 50% de posibilidades de haber eliminado el virus en el país a finales de mes, por lo que era necesario mantener la vigilancia.

La primera ministra de 40 años cuenta con una ventaja importante sobre sus rivales en las encuestas debido a su éxito en la contención de la epidemia.