Saltar al contenido

La vitamina D como tratamiento para prevenir cuadros graves de coronavirus

septiembre 17, 2020

Se calcula que en la última década alrededor de 30.000 publicaciones analizan el impacto de la vitamina D en la salud.

Hola, ¿Cómo estás? Por aquí les saluda Alejandro Díaz. Desde años, el humano se ha expuesto a la radiación solar y seguramente producían miles de unidades de vitamina D por día, sin embargo en la actualidad y con la pandemia del coronavirus, esto ha cambiado. Estudios locales muestran que sus niveles descienden en invierno y que más de 80% de los mayores de 65 clínicamente sanos la padecen.


Se calcula que en la última década alrededor de 30.000 publicaciones analizan el impacto de la vitamina D en la salud. Sin embargo, con la propagación de la pandemia, equipos científicos de muchas partes del mundo la pusieron bajo la lupa para analizar su administración terapéutica en cuadros graves del virus.

coronavirus

Las investigaciones sugieren que las personas con deficiencia de vitamina D podrían tener mayor mortalidad y riesgo de infectarse por coronavirus. Así lo demostró un estudio en 489 pacientes de la Universidad de Chicago, Estados Unidos, publicado en JAMA Online. El análisis mostró que aquellos con menos de 20 nanogramos (ng) por mililitro (ml) tenían casi el doble de probabilidades de resultar positivos para coronavirus en comparación con los que tenían niveles adecuados.

Otro de los análisis se realizó por investigadores del Queen Elizabeth Hospital Foundation Trust y la Universidad de East Anglia, en el Reino Unido. En él, cruzaron los niveles promedio de vitamina D de cada país con su tasa de mortalidad relativa por coronavirus y encontraron una correlación entre ambas cifras.

“La vitamina D es fundamental para la salud ósea en todas las etapas de la vida, pero también participa en la regulación de numerosos tejidos y órganos por sus acciones no clásicas”, explica Beatriz Oliveri. La experta es investigadora independiente del Conicet en el Instituto de Inmunología, Genética y Metabolismo, y en Mautalén, Salud e Investigación. Tiene dos caras: una es la que se refiere a los beneficios para la salud esquelética (previene el raquitismo, la osteomalasia, la osteoporosis); la otra es la que regula más de 900 genes.

Científicos señalan que la enfermedad del coronavirus una parte del daño no depende del virus, sino de la respuesta inmunológica, y la vitamina D tiene efectos inmunomoduladores. La hipótesis del estudio es que en altas dosis podría prevenir el deterioro vinculado con la enfermedad. Para ello, se tuvo en cuenta que una única dosis alta asegura niveles apropiados de vitamina D en la sangre hasta por lo menos 30 días o más después de la administración es segura. Asimismo, los investigadores administran 500.000 unidades en cápsulas blandas o placebo, de acuerdo con lo que le toque al paciente según una distribución al azar.