Saltar al contenido

Estudio concluye que hay esteroides accesibles que reducen la mortalidad en el COVID-19

septiembre 4, 2020

Un nuevo estudio que aúna distintos ensayos en el mundo confirmó que la dexametasona y la hidrocortisona reducen la mortalidad en pacientes internados por covid-19 en estado de gravedad.

Hola, espero que se encuentren bien. Soy Alejandro Díaz y a medida que avanza la pandemia también lo hacen las investigaciones que buscan reducir el impacto en las personas que padecen de coronavirus. Justamente un nuevo estudio revela que dos esteroides baratos pueden salvar la vida de pacientes que estén gravemente enfermos por el virus.

Los resultados publicados en la revista JAMA, muestra que estos pueden salvarle la vida a 8 de cada 100 pacientes tratados con estos medicamentos, sin embargo, los investigadores señalaron que a pesar de ser un hallazgo positivo no se trata de una cura para el coronavirus.

coronavirus

En junio, el ensayo Recovery en Reino Unido descubrió el primer fármaco —un esteroide llamado dexametasona— que podía salvar vidas entre las personas severamente enfermas con covid-19.

Este último estudio reúne todos los ensayos clínicos con esteroides en el mundo con pacientes con coronavirus.

Confirma que la dexametasona funciona y que otro esteroide, la hidrocortisona, es igual de efectivo.

“A principios de año, a veces se sentía cierta desesperación al saber que no teníamos tratamientos específicos”, dice Anthony Gordon, profesor del Imperial College de Londres. “Era un momento muy preocupante. Pero menos de seis meses después hemos encontrado evidencia clara y confiable, en ensayos clínicos de alta calidad, de cómo podemos abordar esta devastadora enfermedad”.

Los resultados en 1.703 pacientes en estado crítico mostraron que el 40% de ellos murió cuando se le suministro el tratamiento estándar, mientras que de los que recibieron el esteroide solo falleció un 32%

Los esteroides reducen la inflamación y aplacan al sistema inmunitario, y por ello se utilizan para condiciones como la artritis y el asma, así como para el tratamiento de infecciones severas.

Se cree que estos fármacos no ayudan en las etapas tempranas de la infección de coronavirus, cuando los síntomas incluyen tos, fiebre o pérdida repentina del olfato o el gusto. Sin embargo, a medida que la enfermedad se desarrolla, el sistema inmune puede sobre reaccionar y provocar daño en los pulmones u otros órganos y justo en esta etapa es cuando los esteroides pueden ayudar.

“En el mismo momento en que vas a buscar un cilindro de oxígeno para un paciente con covid-19, deberías probablemente estar buscando una receta para un corticoesteroide”, señala Martin Landray, profesor de la Universidad de Oxford, en Reino Unido.