Saltar al contenido

Cuba intensifica estrategias para frenar el coronavirus

septiembre 17, 2020

El reciente rebrote de Covid-19 en el país tiene la incidencia más alta en la provincia Ciego de ÁVILA, lo cual motiva nuevas medidas.

Hola, espero que se encuentren bien, por aquí les saluda Alejandro Díaz. Cuba, que se había mantenido como uno de los países de América Latina y el Caribe con los mejores datos respecto al coronavirus, ha prendido las alertas tras el aumento de pacientes positivos en el mes de agosto, el de más casos en el país desde el inicio de la pandemia.

Según explicó el director de Epidemiología del Ministerio de Salud Pública de la isla, Francisco Durán, en seis meses de la enfermedad en territorio nacional, el mes de agosto registró mil 432 pacientes positivos al coronavirus y se prevé concluir septiembre con la cifra más alta de personas contagiadas debido a que en tan solo 15 días del mes, el país ha contabilizado 738 nuevos casos y 11 fallecidos.

covid 19

Durán dijo que, para fin de mes, la cifra debe ser la más elevada en toda la etapa de la pandemia en la mayor de las Antillas.

Desde que la pandemia toco suelo cubano, los periodos con mayor número de fallecidos fueron abril y mayo, con 58 y 19 casos respectivamente, y una letalidad de 4,38 y 3,47 por ciento.

“En esos primeros meses, apenas comenzaba la pandemia en el país y aún no teníamos todo el conocimiento sobre la enfermedad”, señaló Durán.

Asimismo, resaltó que las autoridades de la isla trabajan fuertemente para contener la propagación del virus, pero la situación tiene una elevada complejidad epidemiológica debido a la dispersión en el número de casos en territorios como La Habana y Ciego de Ávila, los más afectados actualmente por la pandemia.

Según los últimos datos, en una jornada donde se procesaron 7.745 pruebas PCR, 57 personas resultaron positivas, para un índice de positividad de 0,7 por ciento.

Por su parte, en la provincia de Ciego de Ávila ese índice se eleva a 3,0 por ciento. No obstante, el dato se encuentra por debajo del 5,0 por ciento recomendados por la OMS como indicador «de control».

Sin embargo, las autoridades sanitarias no quieren bajar la guardia y están reforzando las medidas de control en la Habana y Ciego de Ávila, en especial en esta última, donde se ha incrementado las restricciones de movilidad, así como la suspensión del curso escolar y el cierre del transporte.

En el mes de septiembre la letalidad del país se ubicó en 0,99 por ciento que, si bien superior a los meses de julio y agosto, es muy inferior a la de los primeros meses de la epidemia. Estos resultados se atribuyen a la utilización precoz de protocolos de intervención y tratamiento.