Saltar al contenido

¿Cuáles son los síntomas de la fiebre amarilla?

mayo 10, 2020

Conocer cuál es la sintomatología propia del mal de Siam posibilita que se atienda y diagnostique a tiempo. Esta infección tiene un lapso de incubación entre tres a seis días, sumamente corto.

Por ello, estar informado así como acudir al médico con la aparición de los primeros síntomas es crucial. La fiebre amarilla tiene dos fases de desarrollo. En la etapa aguda se padecen escalofríos, náuseas, dolores de cabeza, inapetencia, vómitos.

fiebre amarilla
Sistomas mas comunes de la Fiebre Amarilla

Acompañados por fiebre y fuertes dolores en la espalda. El grueso de pacientes se recupera, al cabo de máximo 4 días los síntomas desaparecen.

La etapa grave

La segunda fase ocurre cuando la enfermedad se complica. Apenas 15% de los contagiados llegan a desarrollarla o padecerla, pero la mitad de ellos fallece sin los cuidados médicos oportunos.

¿Qué síntomas se presentan en la etapa grave? Se caracteriza por la fiebre elevada y por comprometer otros órganos. Las personas contagiadas presentan tanto dermis como mucosas amarillentos, tendrá vómitos y dolencias abdominales.

También son frecuentes entre los afectados las hemorragias. El sangrado puede ser gástrico, ocular, nasal, oral e incluso acompañar a las heces. Es posible que las personas tengan episodios vomitivos junto a hemorragias, pueden llegar a la insuficiencia renal.

La atención médica tiene que realizarse con prontitud. Dado que 50% de los pacientes que llegan a tal fase fallecen en un lapso entre diez hasta 14 días. El restante logra reponerse sin que sus órganos resulten gravemente afectados.

¿Qué complicaciones pueden presentarse?

Por otra parte, los casos de mayor gravedad pueden derivar tanto en episodios de delirio al igual que en coma. Aunque el porcentaje de personas que arriban a esta situación sea escaso, se precisa de una atención oportuna.

De igual manera, una prevención siempre vigente y renovada. En contraste, aquellos que se mejoran lo hacen de forma pausada pero constante. Esto puede llevarse desde algunas semanas hasta varios meses.

En medio de la recuperación, el paciente puede experimentar ictericia y fatiga. Otros inconvenientes derivan en infecciones del torrente sanguíneo o neumonía.

¿Cuáles son los tipos de contagio?

Los primates constituyen la población más vulnerable a desarrollar la fiebre amarilla. Es decir, tanto monos como el género humano. Se transmite incluso entre los animales por la picadura del mosquito Aedus aegypti.

Tienes 3 maneras diferentes de transmitirse, se cataloga en tres tipos diferentes. Acá se detallan desde el escenario más delicado hasta el de menor riesgo.

Epidémico o urbano: el mosquito es el agente transmisor entre los individuos en áreas densamente pobladas. En consecuencia, es factible que se provoque epidemias de gran magnitud, por su facilidad de transmitirse entre personas.

Intermedio: suele ocurrir en las sabanas húmedas o parcialmente húmedas del continente africano. Se detectan en simultáneo múltiples casos, aunque sea en poblados distantes. El saldo de fallecimientos es bajo, pero sin los controles adecuados puede derivar en una epidemia urbana del mal de Siam.

Selvático: se produce en los boscajes del trópico. Es provocado por la picada del zancudo portador. Tiene un carácter infrecuente, los más afectados son los monos.

Por su parte, los monos pueden contagiar a más zancudos justo a aquellos que se nutren de su sangre. Los zancudos pueden transmitir la enfermedad a quienes se adentren en las zonas selváticas.