Saltar al contenido

Creadores de la vacuna rusa responden a quienes la critican

agosto 13, 2020

Los creadores destacaron que tardaron 5 meses para crear el medicamento con tecnología que utilizan en otros países.

Hola, espero que se encuentren bien. Soy Alejandro Díaz y en esta oportunidad les traeré lo más nuevo sobre la vacuna rusa contra el covid-19, llamada Sputnik V, que ha sido criticada por distintos sectores del mundo que aseguran que el antídoto no es del todo seguro.

En medio de las grandes críticas que surgieron luego contra la vacuna rusa tras su registro el Ministro de Salud, Mijaíl Murashko y el director del Centro Nacional de Investigación de Epidemiologia y Microbiología Gamelaya, Alexander Guíntsburg, realizaron una rueda de prensa por video llamada para despejar las dudas que surgían alrededor del medicamento.

vacuna rusa

En la conferencia resaltaron que la vacuna Sputnik V pertenece al grupo de las vacunas vectoriales, es decir, se basa en un virus portador que transmite la información genética del virus contra el que se intenta atacar, lo que provoca la respuesta de inmunidad. Afirmaron que antes de iniciar el desarrollo de este antídoto contra el coronavirus, el centro Gamelaya utilizó los mismos mecanismos para crear los medicamentos contra el ébola o el MERS-CoV (Síndrome respiratorio por coronavirus de Oriente Medio) descubierto en Arabia Saudita en el 2012.

Guíntsburg señaló que se tardaron 5 meses para crear el medicamento y agregó que la tecnología utilizada para el desarrollo de la misma “no es nueva”. «La tecnología justifica plenamente, creo, las esperanzas que se depositaron en ella. Actualmente, como saben, la tecnología no es única, en el sentido de que la usan en el Reino Unido, China y en otros países… La variante que usan los científicos rusos es más perfecta, desde nuestro punto de vista y desde el punto de vista de la comunidad internacional de expertos [del nivel] más alto” afirmó el director del centro Gamelaya.

Es decir, las bases usadas para el desarrollo de Sputnik V sirvieron para la vacuna contra el ébola y el MERS-CoV, lo que significa que no fue hecha con tecnología de duda procedencia o poco fiable como aseguraban algunas personas.

Entre muchos otros detalles dados en la rueda de prensa, los creadores de la vacuna informaron que más de 3.500 voluntarios recibieron la vacuna y que los resultados serán publicados en una revista rusa o extranjera, luego de que la comunidad internacional los evaluara.

En cuanto a la producción, el Ministro de Salud ruso, anunció que el primer lote será producido en dos semanas y que se prevé que el volumen de fabricación para diciembre y enero alcance los 5 millones de dosis mensual.