Saltar al contenido

Cómo distinguir la anosmia por covid-19 de la producida por una gripe o resfriado

septiembre 4, 2020

Un cambio brusco en la percepción de los olores o los sabores podría ser un indicador temprano de que tenemos covid-19.

Hola, espero que se encuentren bien. Soy Alejandro Díaz y si bien los síntomas del coronavirus se asemejan a la de un resfriado y que además se presentan días después de la infección, la pérdida del olfato y el gusto es uno de los síntomas más habituales, el problema está en cómo saber si es por coronavirus y por una simple gripe.

La alteración del sentido del olfato, clínicamente conocido como Anosmia, y la del gusto llamada Disgeusia, se ha observado en pacientes de graves y hospitalizados por COVID-19, como en pacientes con síntomas leves, e incluso en personas que solo presentaron ese síntoma.

anosmia

Entendiendo esto, algunos expertos aseguran que la anosmia es uno de los síntomas iniciales del COVID-19 y que su detección a tiempo, puede ser buena herramienta para evitar la propagación del coronavirus.

La pérdida del gusto y del olfato por gripe normal y por coronavirus, son dos tipos de perdidas muy diferentes, y que justamente la causada por el COVID-19, es más brusca y más grave. Muchos pacientes lo notan de una manera repentina, porque no se produce luego de una congestión nasal o el taponamiento, que suele ocurrir cuando nos enfermamos de gripe.

De hecho, varios pacientes por coronavirus no padecen de “mocos” y pueden respirar sin dificultad, ya sea porque la Anosmia empieza antes que otros síntomas, o porque esos otros síntomas nunca se presentan

Así como la pérdida del olfato es más severa la del gusto también, incluso según un estudio de una universidad de Inglaterra en algunos casos puede ser total. Algunos pacientes aseguraron que ni siquiera podían distinguir entre lo dulce y lo amargo. Se estima que esto sucede porque el virus afecta las células nerviosas que están directamente involucradas en la percepción del olfato y del gusto, porque como ya se sabe, la nariz y la boca son dos de las principales vías de entrada del coronavirus a nuestro cuerpo.

La buena noticia de esto, es que en la gran mayoría de los casos, la pérdida del gusto y del olfato causada por el coronavirus, a pesar de ser persistente es reversible. Según un estudio en Italia, el 48% de los pacientes con COVID-19 lo habían recuperado totalmente a las 4 semanas, mientras que el 40% había notado una mejoría y solo un 10% reportó después de cuatro semanas no haber tenido mejorías o incluso haber sufrido un empeoramiento