Saltar al contenido

Brasil registró más de MIL fallecidos y 52.160 nuevos contagios durante la última jornada

agosto 12, 2020

En medio de la tragedia de contagios, el gobierno de Jair Bolsonaro continúa relativizando el virus e insiste en retornar a los trabajos.

Hola, ¿Cómo estás? Soy Alejandro Díaz y en esta oportunidad les hablaremos sobre la delicada situación que vive Brasil, donde a pesar de que la curva de contagios parece estar aplanada no es suficiente debido a que los casos siguen siendo altos y aun así su presidente Jair Bolsonaro se rehúsa a implementar las medidas preventivas impulsadas por la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Con la cifra de 1.274 fallecidos por coronavirus en Brasil en las últimas 24 horas el país retoma su alto índice de decesos luego de durar tres días registrando menos de un millar de muertos. El sábado fueron registrados 905 muertos, 572 el domingo, y 703 el lunes.

covid 19

Sin embargo, el ministerio de salud ha explicado que los números suelen bajar los fines de semana debido a que se reduce el personal que se encarga de recopilar los datos, por lo que los que no se sumaron durante el fin de semana, se agregan a lo largo de la semana.

En este mismo contexto, entre el sábado y domingo, Brasil se convirtió en el segundo país del mundo que rompe la barrera de los 100.000 muertos, un hecho que solo había sucedido en Estados Unidos donde los casos de coronavirus superan los 5 millones.

Con respecto a los contagios, los 52.160 nuevos casos contabilizados durante las últimas 24 horas, hace que la cifra total se eleve a los 3.109.630, mientras que el total de recuperados es de 2.163.812.

Aunque la cifra elevada de contagios es de preocupación, en esta oportunidad nos enfocaremos en los números de fallecidos, sobre todo porque, como ya mencione, durante el fin de semana superaron los 100.000.

La primera víctima por este mortal virus en Brasil fue una mujer de 57 años en Sao Paulo el pasado 12 de marzo, apenas dos semanas después de que se registrara el primer caso en el país y en tan solo 5 meses después se registran 103.026 personas muertas  por COVID-19, un hecho que aparentemente el gobierno de Jair Bolsonaro lo ve como una normalidad y aboga por la vuelta al trabajo, cuando vemos que la flexibilización que ya habían tomado con anterioridad lo único que ha hecho empeorar la situación.

Miles de brasileños sufren el dolor y el luto por la pérdida de sus seres queridos ante una tragedia que, en opinión de los expertos, podría haberse atenuado.

En una entrevista para el canal ruso RT, el exministro de salud brasileño Luis Henrique Mandetta, señalo que esta situación pudo haberse evitado: «Hubo una serie de factores, pero el factor presidente ha sido preponderante. Dio argumentos a las personas para que no se quedaran en casa. Él dio ese ejemplo y sirvió de pasaporte para que la gente comprara políticamente esa idea» afirmó.

La poca empatía que tiene el presidente Jair Bolsonaro con los brasileños llega a tal limite que cuando el país supero los 100.000 muertos y el Congreso Nacional y el Supremo Tribunal Federal decretaron día de luto oficial, Bolsonaro prefirió publicar una foto en Facebook felicitando al equipo de futbol Palmeiras por su victoria en un campeonato. Esto solo deja ver que el único distanciamiento social que cumple el presidente brasileño es con su pueblo.