Saltar al contenido

AstraZeneca detiene ensayos de su vacuna contra el COVID-19 por seguridad

septiembre 10, 2020

Sin embargo, los ensayos podrían reanudarse la próxima semana

Hola, espero que se encuentren bien, por aquí les saluda Alejandro Díaz.  A mediados del mes de agosto América Latina se despertaba con la buena noticia de que Argentina y México desarrollarían una vacuna contra el coronavirus exclusivamente para el continente, denominada AstraZeneca, sin embargo, luego de casi un mes de ensayos clínicos, la farmacéutica informó que interrumpiría los ensayos luego de que uno de los pacientes sufriera una “enfermedad potencialmente inexplicable”.

La información la revelaron este martes 8 de septiembre y también se confirmó que el voluntario había desarrollado mielitis transversal, un trastorno neurológico que se caracteriza por la inflamación de la médula espinal. 

pandemia

“Esta es una acción de rutina que sucede siempre que hay una enfermedad potencialmente inexplicable en uno de los ensayos mientras se investiga, asegurándonos de que se mantiene la integridad de los estudios”, indicó un portavoz de la compañía a la cadena Cnbc y al medio especializado Stat.

Un dato importante a tomar en cuenta, es que está sería el primer caso en que uno de los ensayos para lograr la vacuna contra el coronavirus, tiene que ponerse en pausa por razones de seguridad.

El voluntario que se enfermó reside en el Reino Unido, de acuerdo con Stat, que dijo desconocer la naturaleza de la reacción adversa que sufrió el individuo, aunque se espera que se recupere.

El portavoz de la farmacéutica, citado por medios locales, aseguró que se “está trabajando para acelerar la revisión de ese incidente único con el objetivo de minimizar cualquier impacto potencial en los planes del ensayo”.

Sin embargo, pese a este escenario, este miércoles 9 de septiembre, la farmacéutica informó que podría reanudar los ensayos clínicos de su vacuna experimental durante la próxima semana.

La suspensión oscurece las perspectivas de un despliegue temprano de la misma, aunque la Organización Mundial de la Salud recalcó que la seguridad es el pilar de la búsqueda de cualquier vacuna y es el requisito indispensable que debe guiar los ensayos clínicos.

La organización afirma que estas situaciones no son tan inusuales como podría pensarse y que la interrupción dura lo que toma evaluar la situación.

«Estamos complacidos de ver creadores de vacunas que garantizan la integridad científica de los ensayos y están sujetos a los estándares y reglas de desarrollo de vacunas», indicó la entidad que coordina los esfuerzos mundiales contra la pandemia.