Saltar al contenido

Alemania reduce el balance diario de coronavirus con 922 nuevos casos y ningún fallecido.

septiembre 22, 2020

Sin embargo, algunas ciudades endurecen restricciones sanitarias.

Hola, espero que se encuentre bien, por aquí les saluda Alejandro Díaz. Alemania, uno de los países que mejor ha manejado la pandemia del coronavirus, ha ido registrando un constante deceso en sus cifras diarias.

En las últimas 24 horas, el país contabilizó 922 nuevos casos y ningún fallecido, frente a los 1.345 contagios y dos muertos de la jornada anterior, sin embargo, el centro epidemiológico Robert Koch, advirtió de un nuevo incremento de contagios, debido a que el sábado se registraron 2.297 infectados, el máximo desde abril, y agregado a los detectados el día domingo, representa el fin de semana con mayor contagios.

pandemia en el mundo

Frente a esto el Ministro de Salud, Jens Spahn, trata de calmar a la población asegurando que el país puede hacer frente a los rebrotes.  «Tal como están las cosas hoy, el sistema de atención de salud puede hacer frente muy bien a los crecientes casos de infecciones, pero la dinámica en otros países europeos es preocupante» afirmó Spahn

La llegada del invierno en Europa tiene preocupado a distintos países de la región y Alemania no es escapa de eso, y si eso se suma a los rebrotes podría llevar al sistema de salud tener mayores dificultades.

Por ello, Spahn quiere establecer consultorios locales para pacientes con fiebre a los que puedan acudir los ciudadanos con síntomas de gripe o coronavirus. Además, el ministro también aboga por la realización de pruebas rápidas de anticuerpos: «Esto sería un paso cualitativo hacia adelante». Estas pruebas pueden hacerse mucho más rápido que las pruebas de coronavirus tradicionales, pero tampoco son tan precisas.

La canciller parece compartir la preocupación del ministro sobre las próximas semanas. El portavoz de Angela Merkel, Steffen Seibert, dijo en Berlín: «No tenemos ninguna razón para pensar con complacencia que no puedan tener lugar en nuestro país evoluciones similares a las del extranjero».

Actualmente, el número de infecciones conocidas en Alemania es de 272.337 y aunque es mucho menos que otros países europeos la situación en Baviera, la ciudad de Munich se está volviendo crítica. Las autoridades han estado registrando más de 50 nuevas infecciones por cada 100.000 habitantes en una semana durante varios días.

Estas cifras se consideran un límite crítico, por lo que el alcalde, Dieter Reiter, anunció este lunes que la gente tendrá que usar una mascarilla en lugares públicos, de manera obligatoria, a partir del jueves. Además, el derecho de reunión volverá a ser limitado, esta vez solo un máximo de cinco personas o los miembros de dos hogares podrán reunirse en público. Esta regla se aplicará tanto en el espacio privado como público, así como en los restaurantes.

El primer ministro de Baviera, Markus Söder, también expresó su preocupación y criticó a los ciudadanos: las reuniones organizadas no son realmente un problema; después de todo, suele haber conceptos de higiene sofisticados. Pero «el descuido y la falta de sensatez» son problemáticos en las fiestas privadas.